Detrás de los nombres, mi nuevo libro





          Es este mi cuarto libro y ha sido publicado por Lago Editora, de la ciudad de Córdoba (Argentina). En esta ocasión me he permitido incursionar en el género cuento. La editorial ha dictaminado que por el nivel de los textos el libro sea incluido en su Colección de Narrativa Carson.


     Contiene 24 cuentos cortos cuyos títulos llevan el nombre del o de los protagonistas. A partir de allí se configura un conjunto de variada psicología en cuanto al temperamento de cada personaje y sus respectivas historias.
     Si bien el libro no se encuadra en la tipificación de haiku, propiamente dicho, hay pasajes que incluyen estos poemas y el último de los relatos (Aki no Tsuki [Luna de otoño]) es un homenaje al famoso haijin japonés Arakida Moritake.

¡Un abrazo a todos!

 



 

6 Comments:

Ryoda said...

Enhorabuena, amigo Juan Carlos, el libro tiene muy buena pinta. Te deseo mucha suerte y felicidad con esa nueva obra. Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, querido Grego.
Aprecio tus buenos deseos y tu compañía.

Otro gran abrazo desde este invierno.

SUSANA BENET said...

Te felicito, amigo, por esa publicación. Es una placer ver editado en papel lo que uno escribe y desea compartir. Un abrazo, Susana

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Susana.
Siempre tan atenta y siempre con palabras alentadoras.

Veremos qué destino le depara a esta nueva incursión literaria.
Otro abrazo.

Bea Candiani said...

Felicitaciones Juan Carlos por esta nueva producción literaria.En estos días ...yo pensando...
en otros días de trabajo juntos.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Bea.
Aprecio mucho tu visita, tu comentario y tu compañia en esta nueva entrega.

Puedo decirte, además, que días atrás también yo estuve repasando recuerdos, marcadores, tarjetas impresas, fotos, etc., de aquellos días de trabajo fecundo en favor del haiku, cuando juntos procurábamos lo mejor en torno de esta disciplina. Fueron gratos momentos en que la creatividad y el entusiasmo nos acompañaban en el camino... Alguna huella dejamos.

Otro gracias.
Un gran abrazo.