La sombra rala
sobre la hierba seca.
Tarde sin pájaros.

8 Comments:

Mirta Gili said...

Juan Carlos.
Uno a uno los versos como viñetas van mostrando la escena.
La escasez se va incrementando a medida que leo tu hk.
Muy bello.

Un besote !

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, querida Mirta.
Perfecta tu observación. Coincide con lo percibido y sentido en el momento de ensayar este haiku.
Agradezco, como siempre, tu grata visita. Es importante.

Nos seguimos leyendo.

Un beso.

Josefa said...

Juan Carlos: Perfecto haiku. donde la sombra parece dar vida a la hierba seca, mientras notas la ausencia de pajaros. Precioso y profundo.

Besos con cariño.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Josefa.
Por pasar por este lugarcito y detenerte.
Sin duda, muy generoso tu concepto; y me alegra mucho compartir con tu sensibilidad de poeta esta mirada invernal.

Nos seguimos acompañando.

Un beso.

J. C. said...

Estimado amigo:

Gracias por el regalo de sus letras.

Saludos!!!

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, J.C.
Por tu constancia, por tu amistad y por tus comentarios siempre alentadores.
Es una gran satisfacción saber que estos modestos ensayos encuentran eco en el corazón de la gente sensible.

Otro gran abrazo.

Claudia Bakún said...

otro acierto! Muy expresivo tu haiku, Juan carlos.Comparto el comentario de Mirta.
Además: FELIZ DÍA, MI AMIGO! UN ABRAZO

Juan Carlos Durilén said...

Doblemente gracias, Claudia.
Me alegra que el haiku alcance para establecer esta comunión de espíritus.
En un día que tiene algo de especial. Todo el año lo es, sin duda, cuando de amistad se trata, pero, hoy lo expresamos con un toque de cálida cercanía, estrechando lazos aún más.

Gracias, y que tengas también un hermoso día, amiga querida.