Flores de cardo
junto al trigo maduro.
Brisa de estío.

10 Comments:

gorka said...

Ahhhhh, que montón de sensaciones transmite este haiku, amigo...

Que bellas son las flores de cardo ¿eh?

Gracias por compartirlo!

Un abrazo cósmico.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Gorka.
Aprecio tu comentario.
Me alegra que a ti también te gusten las flores de cardo y que el haiku transmita esas sensaciones que mencionas.

Un fuerte abrazo, amigo.

Xaro La said...

Qué hermoso colorido, entre el dorado del trigo maduro y el violeta-azulado de la flor de cardo...

Una combinación tan bella como para escribir el haiku sobre un cuadro,con dichos elementos
Me gusta mucho

Un abrazo amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Xaro.
Tal como tú lo comentas. La naturaleza es tan pródiga que suscita todas estas sensaciones maravillosas.

Gracias, como siempre, por acompañarme y hacer posible este encuentro de afinidades.

Otro abrazo, amiga.

Encarni said...

Son todos tan bonitos. Saludos.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Encarni.
¡Bienvenida a "Hojas de Haiku"!
Un placer compartir contigo este camino.

Un abrazo.

Encarni said...

Gracias querido Juan Carlos el placer es mio. Besos.

maria del carmen nazer said...

me mata de gozo !! derroche de belleza. besos de luz.

Juan Carlos Durilén said...

Tus palabras son las que embellecen el haiku, amiga.

Eres muy generosa, María del Carmen. Un placer tu visita.
Gracias por pasar y detenerte.

Un abrazo.

Lilí Valladares said...

Juan Carlos,leer tus haikus es bañarse de sensaciones y quedar purificados en forma integral.Uno más maravilloso que el otro.Es un placer leerte siempre.(un abrazo)