Día feriado.
Por las calles desiertas
llueve en silencio.


2 Comments:

jj sastre said...

Una gran alegría leer tus haikus después de tanto tiempo.Un fuerte abrazo

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, querido amigo, por pasar y detenerte.
Me resulta grato volver a compartir estos momentos con todos los compañeros de camino.

Otro gran abrazo desde esta Córdoba otoñal.