Viento del sur.
Aún no ha salido el sol.
Olor a pan.

6 Comments:

Jorge Alberto said...

Juan Carlos la imagen me parece bien lograda. Al haiku lo percibo un poco telegráfico.

Juan Carlos Durilén said...

¡Hola, Jorge! Gracias por tu apreciación. Es posible que se perciba como telegráfico ya que se trata de tres datos separados por puntos. No obstante, tal como te ha ocurrido, creo que la descripción logra encerrar la imagen. Tendré en cuenta lo puntualizado.
Te saludo.

cielo claro said...

Que grato es estrar entre la sutileza de tus versos, el Haiku es el verso más difícil de hacer, al menos para mi, por los elementos que los configuran.... los tuys parecieran flotar en los ojos cuando se te lee, son una maravilla. Dejo el comentario en este último después de un largo paseo por todos lo que estuvieron al alcance de mi vista. Felicitaciones, eres mágico para escribirlos.

Mi abrazo para ti.

Juan Carlos Durilén said...

Querida Freya:
Me abruman tus elogios. Muchas gracias. Sé que los dicta tu corazón de exquisita poeta. Esa afinidad que la poesía genera y cuya sintonía nos acerca a la emoción y a la belleza. Gracias por recorrer este espacio, por tus palabras y todo tu afecto.

Otro abrazo para ti.

Patricia Garachico said...

Comparto con cielo sus palabras. Sorprendida de estas poesía y bellamente encantada de tus haikus Juan, creo que no necesitan ningún comentario técnico, para que no pierdan la magia y el arte de traducir en palabras las imágenes de la emoción, los recuerdos y la ilusión de sabernos vivos!!
Qué placer haber encontrado este Blogger!!!

Juan Carlos Durilén said...

¡Y qué placer el mío, Patricia, de reconocerte en este camino!
Saber que a tu emoción le bastan estos modestos versos, sencillos y breves, para propiciar tan encomiables conceptos, que espero merecer.
Son estímulos que me ayudan a dar lo mejor, aunque tenga que seguir aprendiendo, todavía.

¡Muchas gracias!
Un abrazo.