El tren se aleja
con ojos sin regreso.
Luna en los rieles.

4 Comments:

Mirta Gili said...

Ese "sin regreso" llena de emotividad tus versos.

Algo parecido viví...

Llega la noche.
Se lleva el tren las voces
y las sonrisas

Un beso y un abrazo muy fuerte para abrigar nuestro invierno.

Juan Carlos Durilén said...

Sí, Mirta.
Veo que también tú (como tantos) has atravesado una situación similar. Quizás en mi caso con un "exceso metafórico", pero así son las circunstancias, a veces.

Gracias por tu compañía y el calor de tu abrazo.
Va el mío.

J. C. said...

Estimado amigo, Ud. expresa en su síntesis, muchas de nuestras percepciones cotidianas que, nosotros, sin llegar a entender, cuando leemos sus Haikus...nos reflejan.

Un abrazo fraterno.

Juan Carlos Durilén said...

¡Cuánto elogio, querido J.C.!
¡Y cuánto me alegra ser ese intérprete que, según sus hermosas palabras, es capaz de percibir y reflejar tales situaciones!
Es el mejor de los alicientes saber que hay corazones tan sensibles como el suyo.
Muchas gracias.

Un abrazo.