Sol invernal.
En el naranjo seco
todas palomas.

5 Comments:

J. C. said...

Querido Juan Ku:

Grata imagen de lo cotidiano.

Saludos!!!

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, querido amigo.
Por pasar y detenerte.
Tu comentario es siempre valioso y me alegra compartir esta instantánea de lo cotidiano.

Un abrazo.

Rafael Castillo Morales said...

¿Qué aguardan las palomas? La imagen que has visto, me hace pensar...el invierno, el naranjo seco, y las palomas. Gracias Juan Carlos.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias por tu visita y tus palabras, Rafael. Siempre eres bienvenido.
Respondiendo a tu pregunta, no sé qué estaban aguardando las palomas. Solo sé que, todas mullidas, tomaban ese tibio sol de invierno. Me conmovió el naranjo seco, que aun seco sostenía la vida de esos seres alados. Que sus ramas ya estériles servían de soporte. Y, en lugar de hojas y nidos, muchas palomas quietas...

Ese fue el motivo que procuré transformarlo en haiku.

Gracias. Un abrazo.

Rafael Castillo Morales said...

Precioso y conmovedor. Tu comentario me enriquece y me da alas.
Un abrazo.