Sol de la tarde.
El rostro de una anciana
tras el cristal.

14 Comments:

Antonio said...

Doble sentimiento de soledad y nostalgia...

Un abrazo.

Antonio.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Antonio, por pasar por aquí y dejar tu impresión.

Muy grata tu presencia.

Otro abrazo.

Leti Sicilia said...

Una imagen cercana que provoca varios sentimientos. Precioso.

Un cariñoso abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Eres muy amable, Leti.
Gracias por la frecuencia de tus visitas y de tus palabras.
Es un privilegio.

Un gran abrazo.

Xaro La said...

Al leerlo lo primero que me vino a la mente fue mi vecina, jaja.

Queda entrañable el haiku con ese "rostro de la anciana"

Gracias Juan carlos eres un magnífico haijin.

Besitos JC

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, querida Xaro.
Tu comentario, como siempre, completa y enriquece el haiku.
Agradezco el elogio que me haces exaltando mi condición de buen haijin, pero sólo soy un humilde compañero más en este camino...
Todos tenemos una mirada particular y un modo de expresarla.

Un beso.

gorka said...

Tal vez este mirando ese sol de la tarde...
Abrazos!

Juan Carlos Durilén said...

Así es, Gorka.
Gracias por tu renovada visita y tu comentario.
Quizás la tibieza del sol, quizás observando los transeúntes, quizás mirando hacia dentro otra época, sus recuerdos, sus viejos sueños...

Un abrazo.

Josefa said...

La soledad de una anciana. Es lo que me sugiere este haiku.
Un beso grande.

Juan Carlos Durilén said...

Puede que así sea, Josefa.
Gracias por pasar por aquí y dejar tus impresiones.
La veo con bastante frecuencia. La misma expresión, la misma mirada.
Acaso en esa soledad, el sol y la calle sean su compañía.

Un beso.

ana rosa said...

Este haiku me evoca ahora muchos sentimientos y sensaciones presentes a mi alrededor.Muchas tardes mi madre se las pasa así, creo que espera tras el cristal que de una vez asome mi padre.
Me llega al corazón.

MUCHAS GRACIAS Y BESOS.

Juan Carlos Durilén said...

¡Oh, qué coincidencia, Ana Rosa!
Ojalá de algún modo esa espera de tu madre se vea recompensada.
Gracias por tu compañía y este comentario tan personal.
A mí también me llega al corazón.

Un beso, querida amiga.

Juan Carlos Moreno said...

Un haiku muy logrado y muy completo tocayo

Un Abrazo desde la tierra del Quijote

Juan Carlos Moreno

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Juan Carlos.
Aprecio tu visita y tu amable comentario.
Me alegra que este momento te haya llegado de un modo particular.

Otro abrazo desde la tierra "de la Nueva Andalucía..."