De hojas marrones
la lluvia cubrió el suelo.
Un viento helado.

21 Comments:

gorka said...

Un haiku 100% otoñal!!

Y frío... brrrrrrr...

Abrazos primaverales.

unsui said...

Se me han puesto los pelos como escarpias del frío que transmite tu haiku
Un abrazo
j

Leti Sicilia said...

Bellísimo haiku Juan Carlos. Al leerlo se siente a la perfección las sensaciones de esta escena puramente otoñal.

Gracias por compartirlo.
Besos.

Rafael Castillo said...

Hermosos haikus los que has puesto en estos días otoñales, amigo Juan Carlos. Un abrazo desde el deleite de compartir tan hermosas sensaciones.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Gorka, por tu siempre grata compañía y por tu comentario.

Es interesante esta simultaneidad de sensaciones diferentes entre tu hemisferio y el mío.

Un abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

jejeje... Lamento, querido Unsui, el frío que te he hecho llegar.

Deberás reservarlo para junio o julio cuando por allí aprieten los calores...

Gracias, amigo. Un abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Leti.
Me alegra que el haiku llegue de esa manera.
Sí, el otoño nos seduce con toda su gama de colores y escenas. En verdad, todas las estaciones tienen su encanto...

Otro beso, amiga.

Juan Carlos Durilén said...

Aprecio tu visita, Rafael, y tus palabras siempre tan amables y sinceras.
Un placer compartir estas sensaciones.

Muchas gracias, amigo.

Un abrazo.

maria del carmen nazer said...

Qué puedo decirte maestro ?? Acá llegó el frío. No me gusta. Tu haiku es bellísimo.
¿Cómo puedes con los haikus ? ¡ son re difíciles !
besos friolentos. :)

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, María del Carmen.
Es cierto, el frío se está haciendo sentir. Y mucho con esta ola polar, pero ya es tiempo...

En cuanto al haiku, tanto la sensibilidad como amar desde lo más grande a lo más pequeño está en parte su secreto. Y tú tienes esas aptitudes. Puedes hacerlo.

Un "cálido abrazo", amiga.

Belén Rodríguez Cano said...

Muy acorde a la sensación, al menos térmica, que tenemos aquí en plena primavera.
Precioso.
Besos.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Belén, por pasar por aquí y detenerte.
Aprecio tu amable comentario.

Otro beso, amiga.

LOS OJOS DE LA NIEBLA said...

Otoño!!!

Te mando mi nominación al Liebster Blog Award. Solo hay que pinchar en el enlace
http://losojosdelaniebla.blogspot.com.es/

Juan Carlos Durilén said...

Muy agradecido a LOS OJOS DE LA NIEBLA por esta nominación.
Aprecio la distinción y sobre todo la compañía en este camino de "Hojas de Haiku".

Gracias por compartir este tiempo y estas emociones.

Un saludo muy especial.

maria del carmen nazer said...

Felicitaciones amigo querido. Te mereces el premio y mucho más. Me refiero a LOS OJOS DE LA NIEBLA.. ¡LO COMPARTIMOS !! y éso me alegra aún más.
Un ruiseñor de locos colores te lleva mi corazón. BESOS !!!!

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, querida María del Carmen.
Me alegra mucho que compartamos esta distinción que se nos hace.
Tu corazón, sin duda, lo merece.

Con el cariño de siempre.

"Elena de San Telmo" Elena Bravo said...

Inconfundible bienvenida al otoño con un haiku bellísimo.

"Elena de San Telmo" Elena Bravo said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xaro La said...

El otoño llega con fuerza y se abre camino entre frío y hojas secas y el haijin está ahí y recoge con cada mirada esos cambios de la naturaleza.

Un muy bello haiku Juan Carlos, gracias por traernos la belleza de cada estación en forma de preciosos haikus

Un fuerte abrazo querido JC

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Xaro, por estar siempre atenta a mis entregas y dejar tus impresiones, tan oportunas como generosas.

Es como tú dices: "la belleza de cada estación". Tenemos esa riqueza a nuestro alrededor, todo el año, a cada momento. Hay siempre un motivo para un haiku.

Otro abrazo a ti, querida amiga.

Juan Carlos Durilén said...

¡Qué alegría, Elena!
Gracias por pasar y detenerte a dejarme tu grata compañía y tus palabras.
Un placer compartir un haiku sobre el otoño que también compartimos por estos lares.

Un beso, amiga.