Gotas de lluvia.
En los charcos, los círculos
se abren y cierran.

22 Comments:

maria del carmen nazer said...

nunca más acertado este haiku. nunca se van a ir los charcos, porque parece que nunca va a parar de llover. ¡Precioso !!
besos del alma :)

Kairi said...

Hola Juan Carlos.

Es exquisito.

Un abrazo muy fuerte.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, María del Carmen.
Acertado también es tu comentario. Por Córdoba, además de haber tenido lluvias, hoy, en este último día de otoño, cae algo de aguanieve.

Un abrazo, amiga.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Kairi.
Un placer compartir estas escenas que, aunque repetidas, nunca son iguales. (Nosotros tampoco somos los mismos...). Amo la lluvia, dicho sea de paso.

Aprecio tu compañía, amiga.

Un beso.

Leti Sicilia said...

Llega el sonido y el movimiento de esas gotas que tanto nos inspiran.

Un abrazo, amigo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Leti.
Tal como tú dices: esta hermana lluvia que siempre nos trae mensajes nuevos o evocadores.

Y el placer de tu visita...

Otro abrazo.

unsui said...

Me encanta. Muy bien transmitida esa actividad, para mi fascinante, en los charcos cuando le caen gotas.
Un abrazo y buen primer fin de semna de Invierno
j

Belén Rodríguez Cano said...

Este me ha gustado especialmente.
Es como el efecto mariposa: la gota cae en un punto determinado y se extiende concéntricamente hasta el infinito.
Un abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Unsui.
Muy grato tenerte por aquí, una vez más. Tan grato como compartir el efecto de estos charcos de lluvia...

Muy frío el primer día de invierno por aquí, pero con sol.
Espero que tu verano sea pródigo en días maravillosos. Que tengas un espléndido fin de semana.

Otro abrazo, amigo.

Juan Carlos Durilén said...

Eres muy atenta, Belén.
Aprecio tu compañía y tus oportunas impresiones.
Un placer compartir miradas afines.

Un abrazo en nuestro día inaugural del invierno.

Xaro La said...

Precioso Juan Carlos,bien transmitido, con todo su sabor, la lluvia, los charcos... no pasan desapercibidos a la mirada del haijin

Un abrazo amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Me alegra que así sea, Xaro.
Gracias por tu atenta mirada, por tu compañía y por tus palabras amables, como es habitual en ti.

Un cálido abrazo al iniciar nuestro invierno.

LOS OJOS DE LA NIEBLA said...

Qué bonito está dicho!!
Hasta lo he visto...
Un abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Ojos de Niebla.
Me alegra que el haiku pueda hacer visible lo percibido. Compartir la experiencia.

Un placer tu visita y tus palabras.

Otro abrazo.

gorka said...

_/\_

Juan Carlos Durilén said...

Un abrazo, Gorka.
Gracias por pasar y dejar tu saludo.

V a L e N 2 said...

Un Saludo. Te nombro en los comentarios de mi kukai. Míralo aquí:
http://minigrafias.blogspot.com.es/2013/06/kukai-4.html

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Valen2.
Muy grato compartir contigo ese lugar.
Aprecio tu visita y el comentario.

Un fuerte abrazo, amigo.

紅葉 momiji said...

Me gusta mucho este haiku Juan Carlos porque de pronto me has hecho verme contemplando de niño ese misterio del agua que se mueve parece por sí sola.
Muy sugerente para mí, mucho...

Un abrazo grande

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, momiji.
Me alegra que el haiku evoque en ti ese misterio de la niñez.

Un placer compartir y que el recuerdo se haga presente.

Un abrazo, amigo.

Dea Bea Candiani said...

Hermosa imagen, hermoso haiku, amigo!

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Bea.
Me alegra que el haiku te impresione de tal modo.
Un placer compartir estas miradas.

Otro abrazo.