Musgo en el tronco,
verdeciendo los años
del viejo pino.

8 Comments:

Alberasan said...

Me gusta ese musgo que da lustre al viejo árbol y es que como ya sabes, los árboles son magia para mí.
Un abrazo, me alegra leerte y ver que ya está en marcha una nueva iniciativa haiku en tu Córdoba.
Un abrazo, hasta pronto Juan Carlos

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Alfredo.
Es verdad lo que dices: los árboles tienen esa atracción particular.
Me alegra compartir esta mirada sobre el viejo pino.

Así es, este viernes 6 el Grupo Córdoba Haiku vuelve a presentarse, como todos los años, en la Feria del Libro local.

Un fuerte abrazo, amigo.

AMBAR said...

Hola amigo Juan Carlos.
Si el musgo hiciera el milagro de reverdecer el tronco del árbol de la vida...
Hermosos todos tus haikus.
ya de vuelta de mi ausencia de agosto, publiqué el 31 día de San Ramón y todo fue bien, pero bloger está enfadado conmigo, y cuando le apetece no actualiza mi publicacion, eso me ha pasado de nuevo con la de ayer, te deseo un buen fin de semana.
Un abrazo
Ambar

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, querida Ambar.
Siempre son motivo de alegría tu visita y tus palabras.

Yo también he tenido algún inconveniente técnico con Blogger.
Esperemos que no se repita.

Un abrazo, amiga.

maria del carmen nazer said...

Me parece ver el viejo pino y el musgo que lo cubre.
Hermoso haiku Juan Carlos.
Un abrazo gigante.
¡FELIZ FINDE !!:)

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, María del Carmen.
Muy atenta, como siempre.

Lo mismo para ti: que tengas un hermoso fin de semana.

Un beso.

Xaro La said...

Cuánto más viejo más bello, y ese musgo que crece en el tronco aun le da más belleza y alcurnia

Me gusta mucho Juan Carlos, siempre me sorprendes gratamente

Un fuerte abrazo amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, querida Xaro.
Y tú siempre halagándome. Espero merecerlo.
Me alegro que la imagen de este pino y su musgo te agrade de tal manera.

Un beso, amiga.