Lluvia serrana.
El olor a poleo
llena la tarde.

16 Comments:

maria del carmen nazer said...

Hoy tu haiku me emocionó mucho.
Mi abuela vivía buscando su poleo para el tecito de sobremesa.Así que gracias por el recuerdo.
Dede mi corazón te hago llegar mis deseos de una FELIZ NAVIDAD y AÑO NUEVO en compañía de tus seres queridos. Que el Niño Jesús te traiga muchas bendiciones y el año nuevo salud y prosperidad.
Muchos besos de luz. :)

Juan Carlos Durilén said...

Hermoso tu mensaje, querida María del Carmen.
Gracias por todos tus buenos deseos. Que en este nuevo año, ya tan próximo, anide la paz y la alegría en tu corazón.

Por otra parte, es muy grato saber que el haiku te ha traído ese recuerdo familiar.

Un beso, amiga.

紅葉 momiji said...

Ummmm qué rico el olor del poleo. Qué curioso, pero mi padre también recogía poleo junto a la orilla del río.

Qué buen recuerdo me habeis traído entre tú y María del Carmen.

Un abrazo grande

Juan Carlos Durilén said...

¡Qué bueno, momiji!
Me alegra mucho que olor de esa hierba te haya traído, al igual que María del Carmen, el grato recuerdo de tu padre.

Gracias por pasar nuevamente por aquí y dejar tus impresiones.

Otro abrazo.

Leti said...

Siempre digo que el olfato es uno de los sentidos más evocadores y tu haiku es pura sugerencia, me encanta ese olor a poleo.

Gracias amigo, un cariñoso abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Leti.
Coincido contigo: debe ser el sentido del olfato uno de los más evocadores.

Es un placer que estos momentos puedan ser compartidos tan plenamente.

Un fuerte abrazo, amiga.

Josefa said...

Cuando de joven iva al campo siempre me gustaba cojer poleo.
Que hermosos recuerdos has traido a mi memoria con este precioso haiku.
¡FELIZ NAVIDAD QUERIDO AMIGO!

lena alondra said...

una de las cosas que más me gustan de la vida, es el olor que se siente después de la lluvia...
otra es, el olor que se siente antes de la lluvia...
y otra es, el que siente durante la lluvia...
o sea...que me encanta la lluvia y el color y el olor que toda ella, antes, durante y después, emana :)

me encantó este haiku, me recordó mis paseos por Córdoba, cuando era chiquita, junto a mis padres...los mejores recuerdos
gracias!

un abrazo y felicidades para estas fechas, querido Juan Carlos :)

lena alondra said...

y por lo que he leido, a todos nos ha traido hermosos recuerdos
eso es lo más importante y lo más lindo que se puede pedir al escribir un blog, no?

abrazo!

Rosamaria Ruperez said...


Una suave brisa
refresca mi rostro,
por la ladera

Me en cantó tu haiku tan sencillo y vivo.

Feliz tiempo de Nadal amigo J.Carlos.



Juan Carlos Durilén said...

¡Cuánto me alegra, querida Josefa, que el haiku haya reavivado tan grato recuerdo!
Gracias por pasar y por tus saludos.

¡Que pases unas hermosas fiestas!

Un gran abrazo, amiga.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Claudia.
Hermoso tu comentario. Y por lo que puedo apreciar es también hermoso ver cómo este olor agreste de lluvia y de hierba ha refrescado en cada uno un recuerdo tan personal y agradable.

¡Felicidades, querida amiga!

Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Rosamaría.
Siempre es un placer tu paso por aquí.
Tanto como poder compartir momentos como éste, tan afines.

Te deseo lo mejor, amiga.

Un abrazo.

Xaro La said...

Bello haiku Juan Carlos, muy evocador...

Un gran abrazo

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Xaro.
Me alegra que el haiku te inspire esta sensación.
Tan grata, como siempre, tu visita.

Otro gran abrazo, amiga.

Claudia Bakún said...

¡cómo me llega esta imagen con todo su aroma!!!!
Muy bello haiku, Juan Carlos