Noche nublada.
Permanecen abiertas
las rosas chinas.

18 Comments:

caminando said...

...Y cuando el cielo se ha cerrado y está oscuro, se abren las rosas mostrando su interior...

Juan Carlos, me gusta mucho.

Un fuerte abrazo

elias said...

...Y cuando el cielo se ha cerrado y está oscuro, se abren las rosas mostrando su interior...

gorka said...

Precioso haiku, Juan Carlos.

Un contraste bien marcado, como indica Elías.

_/\_

maria del carmen nazer said...

Precioso Juan Carlos. Estoy viendo esas rosas chinas. ¡cuán bellas son !! :)

AMBAR said...

Hola Juan Carlos.
No te veía y te extrañaba, pensé estabas ausente estos días, hoy te veo, me he perdido el aroma a poleo, tu linda tela de araña, tu sol poniente y vuelo de jote, por fin después de repasados todos, llego a tu noche nublada, donde abiertas permanecen las rosas chinas, el bloger me da dolores de cabeza.
Un abrazo.
Ambar

lena alondra said...

precioso, imagino esas rosas chinas iluminadas por la luna llena de esta noche :)

he regresado, si, problemas en mi pc, virus, y formateo! aca estoy nuevamente para deleitarme

un abrazo enorme!

Xaro La said...

Precioso haiku Juan Carlos, muy precioso, gracias por compartir tanta belleza.

Un gran abrazo amigo JC

karin rosenkranz said...

hermosa imagen de la "Rosa cochina", como le decía mi hermanita pequeña.
cuando tuve la oportunidad plante una rosa china amarilla en mi jardín, pero la primera helada se la llevó.
saludos

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Caminando.
Siempre es positivo cuando el haiku halla amplitud en otra mirada.
Una manera de enriquecerlo.

Un abrazo, amigo.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Elías.
Veo que hay una total coincidencia con Caminando.

Aprecio tu compañía, amigo.

Un abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Agradezco tu comentario, Gorka, y tu paso por aquí.

Siempre es bienvenida tu visita y compartir sensaciones.

Un gran abrazo, amigo.

Juan Carlos Durilén said...

María del Carmen, querida amiga.
Me alegra mucho que estas rosas chinas despierten tu admiración.
Son verdaderamente admirables: duran solo un día, pero la planta está siempre cubierta de flores.

Gracias. Un gran abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Eres muy amable, Ambar.
Valoro ese recorrido que has hecho por el blog.
Un placer compartir momentos así.

Espero que Blogger deje de traerte complicaciones.

Un beso.

Juan Carlos Durilén said...

Me alegra tu visita, Claudia, y me alegra que hayas podido solucionar ese inconveniente técnico.

Gracias por pasar y detenerte.

Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Xaro, querida amiga:
Me alegra mucho tu visita y tus amables palabras, como siempre.
Ello me hace presumir que tu salud ha mejorado.

Gracias, una vez más.

Cuídate. Un gran abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Amiga Karin:
me has hecho reír con la ocurrencia de tu hermanita.
Gracias por pasar y dejar tu comentario.

No dejes de plantar otra rosa china (o hibiscus). Da mucha satisfacción su hermosa e incesante floración.

Con todo mi afecto.

ana rosa said...

Precioso instante, Juan Carlos.
Gracias y saludos.
ANA ROSA

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Ana Rosa.
Una alegría especial tu visita y tus amables palabras.

Nos seguimos leyendo.

Un abrazo.