Nubes lejanas.
Solo una golondrina
contra el azul.

6 Comments:

AMBAR said...

Hola Juan Carlos.
Amigo acabo de ver tu precioso haiku, paso y repaso todos los no vistos, me encanta el aroma de jazmín.
También las nuebes lejanas y ver volar las golondrinas, eso quiere decir que no llueve, cosa que aquí lo hace a diario, y las aves se duermen.
Un abrazo
Ambar

Juan Carlos Durilén said...

Una alegría tu visita, Ambar.
Gracias por pasar y quedarte un ratito.
Bueno, por aquí también hemos tenido un febrero llovedor (como decimos), pero, cada tanto se despeja y tenemos sol. Algo del otoño que se va aproximando.

Un gran abrazo, amiga.

Leti Sicilia said...

Una imagen bellísima la de esa golondrina en el cielo, gracias por compartirla amigo.

Un cariñoso abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Leti, por pasar y dejar tu palabra siempre amable.

Nos seguimos acompañando.

Va otro abrazo.

Xaro La said...

Una bellísima postal hecha haiku, se puede observar perfectamente a esa golondrina volando y tras ella ese azul del cielo, me gusta mucho,muy auténtico...

Un cálido abrazo querido amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Xaro.
Es un haiku bastante desnudo, creo.
Pocos elementos lo integran, pero me impactó ese pequeño contraste en movimiento en todo el inmenso azul.

Valoro tu comentario, amiga.

Otro abrazo.