Tormenta en ciernes.
En la única farola
nube de insectos.

8 Comments:

mercè said...

como me gusta poder ver los detalles a traves de solo tres versos... !!!!
un estupendo haiku.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Mercé.
El placer de compartirlo y el placer de tu visita.

Un abrazo, amiga.

Josefa said...

Es admirable como captas los instates.
Precioso haiku.
Un abrazo.

Poeta Errante said...

He descubierto gracias a tu haiku que tengo mucho de mosquito. Un saludo Juan Carlos.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Josefa, eres muy amable.
Todo consiste en observar esos detalles pequeños y luego contarlos.
La naturaleza, la vida toda, nos presenta de continuo pequeñas grandes maravillas. Es apasionante.

Otro abrazo, querida amiga.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Poeta Errante, por pasar y detenerte.
Espero que ese descubrimiento del que hablas no conlleve una apreciación peyorativa hacia ti.
Es posible que los humanos tengamos algo de insectos: todos buscamos la luz, de algún modo, ¿no te parece?

Un gran abrazo, amigo.

Poeta Errante said...

Sí, claro que sí, buscamos la luz, especialmente cuando intuimos que se aproxima la tormenta. Es por eso que tengo mucho de mosquito :) Un saludo cordial, Juan Carlos.

Juan Carlos Durilén said...

De acuerdo, amigo.
Gracias por dejar tus impresiones.

Otro abrazo.