A Sadako Sasaki

Miles de grullas
volando por la paz
desde las manos.

2 Comments:

Acosta Redón said...

Sadako niña,
convertida en átomos
por aquellos.

Disculpe Ud. pero puedo aquí expresar lo que ha provocado su obra.

Juan Carlos Durilén said...

Sí, Juan Carlos, gracias por el comentario y el sentimiento. Este espacio está para volcar lo que el corazón nos dicta. Un abrazo.