Llega de lejos
una triste canción.
Y aquí se queda.

4 Comments:

Alberasan said...

... y se queda como un nudo en el estómago del lector.
Un bonito senryu Juan Carlos. Un abrazo desde el mar Cantábrico

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, querido amigo.
Por tu visita, tu apreciación siempre oportuna y por tu abrazo desde ese norte Cantábrico.

Desde Córdoba, Argentina, te lo devuelvo con el mismo afecto.

MERCEDES PÉREZ "KOTORI" said...

Sí señor, un magnífico senryu que te deja el corazón tocado.

Saludos, Mercedes

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Mercedes, por tu visita y por la coincidencia en la apreciación. Ese fue el intento y me alegra haber tocado el corazón.

Un beso.