Luna de agosto.
En la pared la sombra
de los sarmientos.

8 Comments:

MERCEDES PÉREZ "KOTORI" said...

Me llega mucho el haiku, esa sombra sin hojas de los sarmientos...

Un saludo desde un caluroso día de agosto del hemisferio norte...

Mercedes.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Mercedes.
Aprecio mucho tu comentario y el hecho de haberte detenido en este lugarcito.
Tal como tú lo dices: los sarmientos desnudos, todavía...
Una trama que la luna duplica en la pared blanca, en un agosto tan distinto al vuestro.

Un abrazo.

Juan Carlos Moreno said...

Juan Carlos:

Me parece un haiku con mucha fuerza. Me gusta mucho

Te pido disculpas por mis largas ausencias: entre el hombro y la espalda y que estamos de vacaciones, no puedo manejar el ordenador como yo quisiera

Un Abrazo Grande

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, querido tocayo.
Aprecio mucho tus palabras y, sobre todo, tu buena voluntad pese a las molestias físicas.
Espero que estando de vacaciones esos malestares se sientan un poco menos.

Que pronto reanudes con el mismo vigor y el mismo entusiasmo este camino del haiku, aunque la inminencia de tu libro deber ser, seguramente, el mejor estímulo.

Otro gran abrazo para ti.

Veronica Curutchet said...

qué belleza Juan Carlos, es tan grato leerte!

Juan Carlos Durilén said...

Siempre tan generosa, Verónica.
Sin duda, tus palabras aportan ese apoyo necesario para continuar, y saber que aquello tan humilde que surje halla eco en corazones sensibles como el tuyo.

Gracias. Otro beso.

Josefa said...

Que delicia de haikus. Son todos un recreo para quien como yo, es entusiasta del haiku.
Un abrazo con todo mi cariño.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Josefa.
Me llenan de alegría tu visita y tus palabras.
Sin duda, es un placer compartir estas miradas con espíritus tan sensibles como el tuyo.

Otro abrazo para ti.