Últimas gotas.
Una estrella entre nubes
que se deshacen.

16 Comments:

unsui said...

Precioso haiku
Que bien drecrito ese momento cuando pasa el chubasco y entre los jirones de las nubes aparecen algunas estrellas.
Un fuerte abrazo
j

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Unsui.
Me alegra que el haiku pueda evocar ese momento y que veas reflejado en él tu propia experiencia.

Un gran abrazo, amigo.

AMBAR said...

Hermoso tu haiku, Juan Carlos.
Tormenta de noche, donde entre las nubes vuelve a relumbrar la primera estrella, quedando la noche clara, en espera de una bella luna llena.
Un abrazo.
Ambar.

Mirta Gili said...

Últimas gotas.
Una estrella entre nubes
que se deshacen.




!!!
Un abrazo

Juan Carlos Durilén said...

Así es, Ambar.
Tal como tú dices, el haiku capta el momento en que aparece la primera estrella, tras la tormenta.
Luego, la noche se hace más clara y el aire limpio deja ver un cielo estrellado y profundo. Algo que en la ciudad no es muy frecuente.

Gracias, amiga.

Un beso.

Juan Carlos Durilén said...

¡Qué grata sorpresa, Mirta!
Gracias por pasar por aquí y detenerte.
Aprecio tu compañía y me alegra compartir contigo este momento.

Un beso.

Xaro La said...

Me encanta, mucho pero mucho este haiku.
Se siente la frescura del agua, y el alumbrar ténue de las estrellas que asoman aún timidamente entre las nubes.
He disfrutado leyendo y releyendo este haiku

Un abrazo amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Xaro, muchas gracias.
Eres muy generosa en tus conceptos.
Tu alma de poeta hace que sea posible hallar en estos versos aquello que no siempre se alcanza a expresar. Una complicidad necesaria: la propuesta del haijin y la valiosa receptividad del lector.

Un beso, amiga.

gorka said...

Un momento que se percibe con gran claridad... como clara queda esa noche tras la lluvia.

Muy bonito Juan Carlos!

Abrazos

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, amigo Gorka.
Me alegra que te agrade y podamos compartir de ese modo la misma sensación que expresa lo experimentado.

Un gran abrazo. Aprecio tu visita, como siempre.

Leti Sicilia said...

Bellísimo haiku, para leer y disfrutar una y otra vez.
Gracias.

Un gran abrazo y feliz fin de semana querido Juan Carlos.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Leti.
Me hace feliz que esta afinidad en el haiku pueda ser compartida y vivenciada de este modo.
Sin duda, eres muy generosa y amable en tus expresiones.

Lo mismo para ti, amiga. Un hermoso fin de semana y que el calor no se torne insoportable, jejeje...

Un beso.

Juan Carlos Moreno said...

MARAVILLOSO HAIKU! capaz de transportar al que lo lee

Enhorabuena tocayo

Un Abrazo

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, tocayo.
Me alegra que podamos compartir esta misma sensación.

Aprecio tu compañía.

Un abrazo.

Ruth Gumiel said...

Mi querido amigo,
precisamente hoy te recordaba...
Bellísima manera de describir... Nubes que se deshacen...
Te admiro mucho.
Un fuerte abrazo muy cariñoso.

Juan Carlos Durilén said...

Eres muy atenta, Ruth.
Gracias por tu visita y por tus palabras.
Yo también te admiro, al igual que a Beatriz, por esa labor constante en favor de la poesía y de la emoción.

Otro abrazo para ti.