Otro aguacero.
En la orilla borrosa
la garza inmóvil.

14 Comments:

Xaro La said...

Me encanta Juan Carlos,puedo ver perfectamente el ambiente borroso del aguacero y la inmovil de esa garza.

Un fuerte abrazo

gorka said...

Muy bueno Juan Carlos!

Que estará esperando esa garza?

Abrazos.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Xaro.
Momentos para compartir, tal como tú lo haces frecuentemente.
Me llamó la atención esa garza solitaria en medio de esta lluvia corta. Yo reanudé la marcha. Ignoro si habrá permanecido o no.
Una de las tantas escenas.

Un beso.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Gorka.
La sorprendió el chaparrón. Vi su figura y no pude detenerme. Apenas el tiempo para fijar la imagen.

Un placer haber recorrido "Esencia".
Gracias por toda tu labor y tu valioso aporte, amigo.

Un abrazo.

Mirta Gili said...

Me has recordado una terrible inundación, cuando mi niño era niño. Te acompaño


Inundación.
El blanco de la garza
en el silencio


Un abrazo Juan Carlos.

AMBAR said...

Hola Juan Carlos.
Otro aguacero? llueve sin parar desde mitad de abril.
La garza queda inmovil y yo también por culpa del aguacero, hermoso haiku, pero necesito mi sol.
Un abrazo.
Ambar

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Mirta.
Por tu compañía, siempre grata, y por ese aporte de un haiku con una connotación de zozobra, como es el referido a una inundación.
Una imagen bella dentro del drama.

Un abrazo, amiga.

Juan Carlos Durilén said...

Así es, Ambar.
Por estos lares son esporádicas las lluvias, y cortas, en esta época. Y mucho más raro será que nieve.
Espero, en cambio, que el sol te acompañe.
Gracias por tu visita y tu comentario. Eres muy amable.

Un beso.

Leti Sicilia said...

Sugerente la imagen de esa garza que parece ajena a la lluvia. Muy bueno Juan Carlos.

Un beso.

Juan Carlos Durilén said...

Tú lo has dicho, Leti: parece ajena a la lluvia.
Ignoro si habrá buscado donde guarecerse, pero en ese momento permanecía estática. Tal vez soportando o disfrutando ese breve chubasco, no lo sé.

Gracias, amiga, por pasar y detenerte.

Un beso.

Josefa said...

Veo a la Garza contemplando la lluvia y como esperando que pase el aguacero.
Al leer tus hermosos haikus se despierta en mi el amor a estos cortos y bellos poemas.

Un beso querido amigo.

Juan Carlos Durilén said...

¡Qué grata visita, Josefa!
Gracias por pasar por aquí y dejar, como siempre, tus amables palabras.
Me alegra que el haiku te despierte ese amor del que hablas.
Se nota porque tus haikus son hermosos, querida amiga.

Un beso.

OZNA-OZNA said...

mil gracias querido y admirado poeta por obsequiarnos con la suprema belleza de tus letras. Muchos besinos con todo mi cariño.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Ozna.
Un placer tu visita, y la bondad de tus palabras es siempre un renovado motivo para compartir estas modestas miradas desde el otro lado del Atlántico.

Un beso.