Agua estancada,
el sol entre las hojas
ennegrecidas.

14 Comments:

SUSANA BENET said...

Me gusta este haiku lleno de contrasto. El sol, las hojas negras... Saludos,

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Susana.
Un placer tu visita y me halaga saber que te gusta este haiku.
Seguimos compartiendo nuestras miradas.

Un beso.

unsui said...

Me encanta a mi también ese on traste entre la muerte representada por las hojas negras y la vida por la luz del sol
Un abrazo Juan Carlos

Juan Carlos Durilén said...

Muy atento, Unsui, como siempre.
Aprecio tu compañía y me complace esta afinidad que el haiku promueve.

Gracias, amigo.

Otro abrazo.

Xaro La said...

Cómo siempre pura poesía en tus haikus y pura filosofía también...

Me gusta el haiku Juan Carlos es fuerte y es delicado, es oscuro y es luminoso...

Besitos amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Sin duda, Xaro, es encantador lo que acabas de expresar.
Me siento gratificado al saber que el haiku te ha provocado todas estas sensaciones.
Pero, como siempre digo: es necesaria la "complicidad" de un corazón sensible en el lector para que el haiku sea tal.
Y este es el caso.

Gracias, amiga.

Un beso.

gorka said...

Precioso haiku, profundo haiku... para mi de lo sagrado...

vida-muerte... un binomio que en última estancia es simplemente pura energía...

Muchas gracias por compartirlo Juan Carlos _/\_

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Gorka, por sentirlo y expresar tus sensaciones de tan buen modo.
Sin duda, tus palabras enriquecen el haiku.

Gracias, amigo.

Luján Fraix said...

HOLA JUAN CARLOS
GRACIAS POR PASAR A VISITARME.
CREO QUE ME ENVIASTE UN E-MAIL. TE LO DEBO.
pRECIOSO HAIKU COMO SIEMPRE NOS REGALAS, UN ARTE INIGUALABLE.
BESITOS

Juan Carlos Durilén said...

¿Cómo estás, Luján?
Siempre es un placer visitar tu blog: poesía y emoción van de la mano.
Me alegra que el haiku sea de tu agrado. Miradas compartidas.

En cuanto al e-mail, sé que tus tiempos están muy comprometidos. No te preocupes.

Gracias, amiga.

Un beso.

Xaro La said...

Últimos fríos.
El sol en el rosado
de los lapachos.

No me dejó comentar en "Instantes eternos" me temo que tampoco me dejará aquí por que son las mismas letras...

quería decir que me parece magnífico el haiku

Un abrazo JC

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Xaro.
Lamento ese impedimento que te ha surgido en "Instantes...". Ignoro cuál puede ser la causa.
Aprecio mucho tu buena voluntad en dejar aquí tu comentario, amiga.

Me alegra que el haiku te haya llegado de tal modo. Dos momentos muy diferentes entre ese y el que aparece aquí en "Hojas...", pero son parte de la misma esencia.

Un beso.

Luján Fraix said...

AYER TE DEJE FELIZ CUMPLEAÑOS PARA VOS EN MI BLOG TAMBIÉN PORQUE NO PODÍA VENIAR HASTA ACA.

INFINITAS GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN EL DIA DE MI CUMPLEAÑOS, LO VALORO MUCHO, LO LLEVO EN EL CORAZÓN. FUE UN DIA IMBORRABLE, DE ESOS QUE NO SE OLVIDAN JAMAS.
BESOS Y ABRAZOS.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Luján.
Fue muy grata para mí esta feliz coincidencia.
Aompañarte en tu cumpleaños fue de alguna manera también celebrar el mío, por esta profunda afinidad que la poesía permite establecer.

Reitero mis buenos deseos, amiga.

Un gran abrazo.