Nubes serranas.
El camino del cerro
sube a su encuentro.

13 Comments:

unsui said...

Muy entrañable Juan Carlos
Un abrazo
j

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Unsui.
Siempre son bienvenidas tus palabras y tu compañía.

Otro abrazo.

AMBAR said...

Al encuentro de tus haikus llego yo, solo que las horas que paso con mi nieto, que esta precioso, tengo que quitarlas del ordenador.
Pero poco a poco voy llegando.
Un abrazo.
Ambar.

Juan Carlos Durilén said...

Hermoso lo que acabas de expresar, Ambar.
Esas horas con tu nietito sé que han de ser maravillosas. Disfrútalas. Tienes la suerte de tener en tus manos la vida y toda su ternura. Eres afortunada.
Hará más bello tu corazón, y en algún momento esa belleza iluminará tus haikus.

Gracias por pasar y detenerte.

Un beso. Y otro para él...

Luján Fraix said...

COMO ME GUSTAN LOS HAIKUS O HAIKU NO SE BIEN COMO SE DICE.
PRECIOSOS

UN BESO QUERIDO AMIGO
QUE TENGAS BONITO FIN DE SEMANA Y GRACIAS POR ESTAR SIEMPRE CONMIGO, LO VALORO MUCHO.
UN ABRAZO FUERTE.
CARIÑOS

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias a ti, Luján.
Siempre tan amable. Me alegra que te atraigan los haikus. No me extraña: tu sensibilidad de poeta guarda afinidad con esta forma humilde de poesía.
En cuanto al modo de nombrarlos, si nos atenemos al idioma japonés, como este carece de género y número, se debe decir: los haiku. Pero como el término "haiku" ya ha sido aceptado por la Real Academia Española, le caben todas las reglas aplicables a cualquier palabra del castellano. Por lo tanto, es correcto decir: los haikus.
Gracias por tu inquietud y espero haber sido claro.

Que tengas un feliz fin de semana.

Otro abrazo, amiga.

Xaro La said...

Fantástico, oh Juan Carlos cómo me ha llegado ese camino que sube al encuentro de las nubes, qué maravilla!...
Se lee y uno se siente impulsado por ese camino para alcanzar las nubes de cerro.
Me encanta de verdad mucho mucho

Muchos besos amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Xaro.
Me alegra que esta escena te llegue de tal manera. Eres muy entusiasta.
Quizás el verbo "subir" no sea el más apropiado, pero fue la sensación que tuve al ver ese paisaje transitorio: ver cómo el camino se "unía" a las nubes bajas...

Muy atenta, amiga. Gracias.

Un beso.

Luján Fraix said...

HOLA JUAN CARLOS
GRACIAS POR VENIR A COMPARTIR EL LIBRO DE LOS ABRAZOS DE GALEANO QUE ES MARAVILLOSO COMO SU AUTOR, UN MAESTRO, UN FILÓSOFO.

ME GUSTÓ MUCHO TU HAIKU, COMO SIEMPRE, ERES UN GRAN CREADOR.
UN BESO Y UN ABRAZO

Luján Fraix said...

JUAN CARLOS, NO HABÍA LEÍDO TU ACLARACIÓN, QUE BUENO!!! PORQUE NO SABÍA EXACTAMENTE COMO DECIRLO, LUEGO PENSÉ QUE CUANDO SE TRATABA DE UNO SOLO SE DECÍA HAIKU Y CUANDO ERAN UN CONJUNTO HAIKUS PORQUE BENEDETTI LOS NOMBRA ASÍ, PERO CLARO TIENE UN LIBRO ENTERO.

GRACIAS POR ACLARARME LAS DUDAS.

Juan Carlos Durilén said...

Eres muy amable, Luján.
En cuanto a mi modesto comentario con respecto a Eduardo Galeano, no podía dejar de ofrecerlo.
Es como tú dices: un Maestro.
Un gran pensador, un gran poeta. Lo admiro y lo respeto.

Me alegra que mi explicación gramatical te haya resultado útil.
También me alegra que estos detalles sean de tu interés y procupación. Hablan de tu vocación por lo correcto.

Gracias, amiga. Nos seguimos acompañando.

Un beso.

gorka said...

Que maravilla de haiku!

Y ahí se unen tierra y cielo _/\_

Un abrazo, amigo.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Gorka.
Ma place que lo sientas de esa manera. Es la sensación que tuve.

Aprecio tu compañía, amigo.

Un abrazo.