Luna de enero.
La brisa en las cortinas
mueve las sombras.

15 Comments:

maria del carmen nazer said...

Qué hermoso ! Un haiku suave , colmado de belleza, puedo ver y tocar esas cortinas.¡Qué belleza ! besos de luz.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, María del Carmen.
Nuestra amiga luna siempre tiene algo de mágico.

Un placer compartir este momento.

Un beso.

Ana said...

Un haiku precioso, amigo Juan Carlos, ¡qué bien captado y transmitido!

Un beso.

Ana said...

Un haiku precioso, amigo Juan Carlos, ¡qué bien captado y transmitido!

Un beso.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Ana.
Valoro mucho tu comentario y tu compañía.
Me alegra poder compartir lo percibido.

Otro beso.

AMBAR said...

Hola amigo Juan Carlos.
Me gusta como brillan tus hojas al atardecer, y esta luna de enero que nos fascina e inspira bellas letras, en tu caso bellos haikus, gracias.
Un buen fin de semana y un abrazo.
Ambar.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Ambar.
Como siempre, una alegría tu visita y tu generoso comentario.

Lo mismo para ti: que tengas un hermoso fin de semana.

Un beso.

gorka said...

Llega el calor... esa brisa, al tener las ventanas abiertas, que refresca la casa... Y esa luna que me la imagino brillante... y esas sombras en contraposición moviéndose...

Una delicia de haiku Juan Carlos... un momento mágico, un momento en el que todo encaja.

Un abrazo eterno!

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Gorka.
Tu comentario amplifica acertadamente los detalles que el haiku, en su brevedad, apenas esboza.

Reitero aquello de que es el lector quien lo completa y le da un acabado sentido. Lo enriquece.

Otro abrazo, amigo.

Leti Sicilia said...

Hermoso haiku, en el que las sensaciones llegan de forma tan clara como esa luna. Gracias Juan Carlos.

Un abrazo fuerte.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Leti.
Siempre con tu hermosa manera de comentar, lo que refuerza y embellece el contenido del haiku.

Aprecio tu compañía, amiga.

Otro abrazo.

Xaro La said...

Precioso Juan Carlos, llega cada sensación, esa luna que nos enamora, la brisa a través de la ventana...y el asombro final que te deja fascinado... el movimiento de las sombras.
Felicidades, me ha llegado y mucho

Un fuerte abrazo amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Xaro.
Me producen una íntima alegría tus palabras tan amables. Más que nada porque, más allá de las posibles bondades del haiku, es tu sensibilidad la que aporta tantos matices interesantes.

Un placer compartirlo.

Un beso, amiga.

SUSANA BENET said...

Exquisito.
Saludos,

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Susana.
Un placer tu visita, tanto como poder compartir esta escena.

Un beso.