Jazmín en flor.
La noche se ha poblado
de aroma y luna.

12 Comments:

unsui said...

Juan Carlos un momento mágico, (aunque ocurra frecuentemente) bellamente recogido
Un abrazo
j

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Unsui.
Así es. Momentos que renuevan su encanto y que parece ineludible expresarlos.

Un gran abrazo.

maria del carmen nazer said...

Una belleza Juan Carlos. Regálame un jazmín y seré feliz.
Un abrazo gigante.
¡ BUEN JUEVES !! :)

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, María del Carmen.
Junto con mi abrazo te regalo un jazmín virtual. Allí va...

Que tengas un hermoso día tú también.

Josefa said...

Precioso. Imagino la luz de la luna y el olor a jazmin.

Un encanto.

Besos desde el alma.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Josefa, por pasar y detenerte a aspirar este aroma a jazmín, jejeje...

Aprecio mucho tu visita, amiga.

Un abrazo.

karin rosenkranz said...

Como me gustan los haikus de jazmines.
Este también me parece bello, aromático y dulce.
saludos

Juan Carlos Durilén said...

Es como tú dices, Karin. Imposible que el jazmín pase desapercibido. Su aroma es dulce e intenso.

Gracias por pasar por aquí y dejar tus impresiones.

Un abrazo.

Xaro La said...

Precioso momento, dicen que hay una conexión entre los jazmines y la luna, la sensibilidad del haijin no puede más que describir aquello que le impresiona,qué hace que por momentos no exista nada más que esa luna y ese aroma

Un gran abrazo amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Xaro.
Es muy cierto lo que afirmas: parece que existe una armonía perfecta entre el jazmín y la luna.
Tenemos el privilegio de presenciar y disfrutar esa magia.

Un abrazo, amiga.

elias said...

Qué sencillez más armónica, y apacible, un momento que se nos presenta como algo precioso para los sentidos, y que tú nos regalas ahora, con maestría.
Gracias Juan Carlos.
Un abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Elías.
Es un privilegio contar con un amigo que comparte este momento "precioso para los sentidos", que la naturaleza ofrece tan callada y tan generosamente.

Aprecio tu compañía y tu palabra.

Un abrazo, amigo.