Mañana gris.
Las flores del mercado
aún más brillantes.

6 Comments:

Leti Sicilia said...

Me parece un instante muy sugerente y abierto al lector. Gracias por compartirlo.


Besos.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Leti, por tu compañía y tus palabras siempre oportunas.

Nos seguimos acompañando.

Un beso, amiga.

Xaro La said...

Un precioso momento donde el haijin detuvo su mirada y ese brillo en las flores se volvió puro asombro. Muy hermoso Juan Carlos

Un cariñoso abrazo

Juan Carlos Durilén said...

Así es, Xaro.
Bajo ese cielo nublado las flores parecían cobrar un color más intenso, más brillante.

Gracias, amiga, por detenerte a dejar tu afecto y tu palabra.

Otro abrazo.

karin rosenkranz said...

este haiku me encanta. Yo a veces noto que cuando va a llover, los colores de las flores y de las plantas verdes se intensifican. Y vos parece que también lo notaste.
un saludo

Juan Carlos Durilén said...

Así es, Karin.
Me alegro que coincidamos en esa apreciación.
Es como si los colores se tornaran más vivos, más llamativos.

Gracias, amiga, por pasar y detenerte.

Un abrazo.