Leve sonrisa,
al cuarto del enfermo
entra la luna.

17 Comments:

Mirta Gili said...

Qué bonito, Juan Carlos

Te acompaño con uno de hace un par de años...


ventana de hospital -
el sol ilumina
la redondez de la luna

Un abrazo fuerte y que todo esté bien...

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Mirta, por tu compañía y tu haiku.

Sí, todo está bien.

Un abrazo, amiga.

elias said...

Me gusta mucho, Juan Carlos.
Gracias por seguir publicándolos.
Un abrazo

Juan Carlos Durilén said...

Gracias a ti, Elías, por tu visita y por tu apoyo.
Tan atento, como siempre.

Un gran abrazo, amigo.

gorka said...

Me gusta mucho, compañero.

;)

gorka said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Gorka.
Me alegra que así sea.
Tu sensibilidad siempre presente.

Un gran abrazo.

紅葉 momiji said...

Leve sonrisa...
Ya sé que es darle muchas vueltas pero no he podido evitar identificar esa leve sonrisa con la del enfermo hospitalizado, o su familiar, y la que a veces dibuja el menguante o el creciente en el cielo.
Extraña comunión de la luz de la luna con quien sufre o sonríe, según las fases de la vida.

Un abrazo grande amigo mío

Juan Carlos Durilén said...

Como siempre, momiji, más que interesantes tus apreciaciones. Una proyección contenida en el haiku que tú sacas "a la luz" (de la luna, en este caso).

Gracias, amigo.
Un gran abrazo.

AMBAR said...

Bueno, parace que bloger nos va separando y no nos deja vernos tan seguido como antes.
La enfermedad saca solo una leve sonrisa y a veces triste, por ambas partes, el enfermo y los familiares, donde la luna pone una luz tenue, precios tus haikus.
Ya dí un repaso, ahora aprovecho para desearte un buen Día de San Juan, con su mágica noche.
Un abrazo.
Ambar

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Ambar.
Tan amable como siempre.

También agradezco tu saludo por el Día de San Juan; por aquí con noches muy frías, propicias para las fogatas.

Que tengas una hermosa semana, querida amiga. Otro abrazo.

Peregrina said...

Al leer el haiku lo primero que veo
es la sonrisa del enfermo...
agradecido de la visita de la luna.

Me encanta como tus haikes , me hacen vislunbrar enseguida la escena mas allá de la la letra.

! como me gustaria llegar a describir lo que me sorprende ...hace tiempo que lo intento pero sale muy de vez en cuando.

¿podrias ajudarme en este deseo con el haiku.

Abrazos Juan Carlos y (perdona mi atrevimiento)

Xaro La said...

Un haiku muy bonito Juan Carlos, me recuerdan, una comunión más que acertada.

Un gran abrazo amigo JC

Juan Carlos Durilén said...

Amiga Peregrina:
Gracias por tus palabras y por la confianza que depositas en mí.
Cuenta conmigo; no soy un maestro, pero procuraré ayudarte en lo que esté a mi alcance.

Es importante tu interés. Puedes escribirme.

Un abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Xaro.
Siempre tus palabras muestran ese corazón generoso.

Valoro mucho tu compañía.

Otro abrazo, querida amiga.

trimbolera said...

El haiku es como un largo suspiro, triste y paciente, con esperanza.

Juan Carlos Durilén said...

Amiga Trimbolera:
Gracias por pasar y detenerte.
Hermoso comentario.

Un abrazo.