Septiembre blanco.
La nieve en el almendro
añade flores.

6 Comments:

Leti Sicilia said...

Qué hermoso paisaje me llega al leer tu haiku. Esos copos de nieve dotando al árbol de una especial belleza... me gusta mucho. Gracias.

Un abrazo

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias a ti, Leti.
Es un placer tu visita tanto como poder compartir esta escena, algo inusual por estos lares.

Un gran abrazo, amiga.

maria del carmen nazer said...

Veo ese almendro Juan Carlos ¡qué divinura !...
Un abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, María del Carmen, como siempre, por tu compañía y tu amable comentario.

La naturaleza siempre nos sorprende gratamente. En la primvavera ya declarada nos maravilla esta belleza adicional.

Otro abrazo, amiga.

紅葉 momiji said...

Qué hermoso. La primavera añadiendo flores a las flores. Frías y delicadas, casi tan efímeras como las definitivas. Un haiku muy muy visual.

Un abrazo

Juan Carlos Durilén said...

Tú lo has dicho, Félix: "...frías y delicadas, y tan efímeras".

Gracias, como siempre, por tu aporte y tu compañía.

Otro abrazo, amigo.