Brisa templada,
cargada de fragancias.
Primeros grillos.

9 Comments:

maria del carmen nazer said...

una divinura este haiku.
¡qué lindo es !
Un abrazo gigante.

Juan Carlos Durilén said...

¡Oh, muchas gracias, querida María del Carmen!
Sé que tú también, en tus hermosos pagos, tienes el privilegio de una nueva primavera. La vida que no cesa...

Otro abrazo, amiga.

Leti Sicilia said...

LLega hasta aquí el aroma de esas fragancias primaverales.

Un cálido abrazo Juan Carlos.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Leti.
Me alegro que así sea: que de algún modo esas fragancias viajen a través del océano, en la ilusión de las palabras y de la evocación.

Que tengas un hermoso otoño, amiga.

Llegue, también, mi abrazo.

gorka said...

Una maravilla de haiku.

Por aquí los últimos grillos.

_/\_

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Gorka.

Que tengas un hermoso otoño. Ya regresarán por allí esos grillos...

Un gran abrazo.

Xaro La said...

Qué hermoso, las fragancias primaverales que nos regalas, se pueden sentir y esos grillos tempraneros,un haiku con mucha armonía, gracias Juan Carlos

Un gran abrazo

gorka said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Xaro.
Me alegra que lleguen a ti estas fragancias y estos grillos en medio de tu otoño.

Aprecio tu compañía, amiga.

Otro abrazo.