Llueve otra vez...
En medio del desastre
álbum de fotos.

8 Comments:

mercè said...

que tristes son esos desastres naturales, en los que nada se puede hacer para paliarlos.
muy esclarecedor este haiku, si pensamos en el que anteriormente subiste, esclarecedor y bello al mismo tiempo,
un abrazo,

紅葉 momiji said...

Este haiku es como la continuación del anterior, su zoom. Aquí es el universo humano concretamente, parte de esa naturaleza sobrecogedora no obstante, el que zozobra también en las aguas.
Un álbum de fotos. Con todos los matices y sugerencias que acarrea.
Si los nidos eran el porvenir, este álbum es el recuerdo. Ambos a merced de un presente natural y avasallador que lo cubre todo. La naturaleza solo sabe ser en el presente.

Solo espero que estés bien. y los tuyos.

Un abrazo muy grande amigo mío

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Mercé.
Es muy triste. Hay zonas serranas en las que el fenómeno ha sido devastador. Zonas muy pobladas y muy cercanas a la capital.
Son cuadros desoladores, con rostros incrédulos y llorosos.
Volver a empezar, como hace la propia naturaleza: reconstruyéndose.

Otro abrazo, amiga.

Juan Carlos Durilén said...

Aprecio mucho tu paso también por aquí, momiji. Y agradezco tu preocupación tanto como tus palabras siempre certeras y oportunas.
Es doloroso ver cómo muchos vecinos, tan próximos, lo han perdido todo; incluso algún familiar. ¿Cómo levantarse y recomenzar? En nuestra zona no ha sido tan devastador, y lo que hace posible la esperanza es el calor humano, la solidaridad, que ayuda a sobreponerse. Un abrazo, a veces, puede más...

Gracias, compañero, por ese abrazo que digo.

gorka said...

Hasta los recuerdos se llevan las aguas...

Como Félix, espero que que tu familia y tu estéis bien.

Un abrazo _/\_

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Gorka.
Afortunadamente esta zona de la capital donde residimos no fue afectada. Estamos bien, aunque compartiendo el dolor de tanta gente.

Este haiku (como el anterior) solo es un detalle menor (no por ello menos importante) de lo acontecido, de esta triste y trágica experiencia.

Tú bien lo sabes: somos parte de esta naturaleza. No podemos escapar a sus leyes.

Un abrazo, querido compañero.

Xaro La said...

Muy sentido este haiku, llega un aware conmovedor... espero restéis todos bien

Un fuerte abrazo querido amigo

Juan Carlos Durilén said...

Valoro tu visita, Xaro. Que también te hayas detenido aquí.

Es parte del mismo fenómeno. Encontré algún alivio procurando que de los muchos haikus que escribí en medio de toda esta fatídica experiencia, quedaran en palabras momentos imborrables en la memoria del corazón.

Nosotros, bien; pero mucha gente no pudo ni puede decir lo mismo.

Otro abrazo, amiga. Gracias.