Brisa otoñal.
Con las primeras hojas
el suelo es otro.

4 Comments:

mercè said...

este haiku es precioso !!

vestido nuevo en rojos y dorados,las hojas gimen al ser pisadas, con la música del viento otoñal !!!

me encuentro en ese camino y lo disfruto con los ojos del corazón !!!
un abrazo



Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Mercé.
Hermoso tu comentario.

Me alegra mucho que el haiku llegue a ti de tal manera. Me encantó eso de que disfrutes ese camino "con los ojos del corazón". ¡Muy bella expresión!

Otro abrazo, amiga.

jj sastre said...

Las pequeñas maravillas del otoño, que hacen que no añoremos la primavera.
Bonito haiku Juan Carlos
Un abrazo
j

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, "j".
Aprecio tu nueva visita y tu comentario.

Sin duda, cada estación con sus encantos.
Que disfrutes tu primavera.

Otro abrazo, amigo.