LA LLUVIA EN EL TILO - Mi nuevo libro de haikus

 

Un libro de haikus en medio de esta pandemia de Covid-19, que nos viene azotando desde diciembre de 2019, con el daño y letalidad que está ocasionando en el mundo entero, parece quizás algo extraño o quizás un desatino, pero la vida continúa, pese a todo...
 
Pienso también que es un modo de conjurar en parte este peligroso transcurrir, acompañando con el legado de un ya no tan lejano Japón esta manera sencilla de mirar y decir; legado de aquellos antiguos poetas y que hoy procuro emular desde mi entorno.
 

Es un libro de tapas duras, apaisado, de unas 220 páginas, en una edición especial, limitada y numerada de haikus manuscritos. Destaco este detalle porque creo que en la escritura manual está un poco el símbolo del haiku: la presencia de la mano que anota lo que la mirada y el corazón del haijin están sintiendo y expresando en simultáneo. Personalidad y testimonio. Y algo más: la mano que pinta y las manos del artesano que confeccionan el libro. Porque en sus páginas se intercalan hermosas y sencillas acuarelas de la amiga Susana Benet, quien, generosamente, aceptara particiapar del proyecto. Un proyecto que viene de lejos, pero que cobró impulso en 2020 aunque recién ahora ha sido posible sacarlo a la luz gracias a la labor de diagramación e impresión de los amigos que hicieron posible su edición; los mismo amigos que me acompañaron en Gotas de luna.
 

Consta de tres partes: la primera, haikus de variada temática, una segunda con homenajes en forma de haiku, y una tercera con pensamientos, también en forma de haiku.

Humildemente pretendo que La lluvia en el tilo sea un aporte, una voz austral dentro de un coro cada vez mayor, un pequeño afluente del inmenso río del haiku que fluye por el mundo...


En resumen: la lluvia da vida al árbol, el árbol da vida al hombre y el hombre da vida al arte.
 
 ¡Gracias, amigos, por estar y acompañarme!
 
          Gran abrazo y la recomendación del cuidado que todos debemos guardar.


Córdoba (Argentina), 23 de abril de 2021
Día Internacional del Libro 
 


 
 

17 Comments:

Silvana said...

¡Felicitaciones por este nuevo nacimiento: un libro... y de haiku! Hermosa producción, realmente.
¡Qué alentador, qué vital y necesario se vuelve el arte en medio de este angustiante contexto!
Gracias por esta entrega, por compartir las emociones y el sentir hechos trazos en las palabras y las pinturas.
Un abrazo desde el alma, todo mi amor y mi admiración infinitas. Siempre.

Silvana said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LA JOLI said...

He aquí la mayor enseñanza de vida, nos conmueve lo simple pues de esa simpleza nacemos
Esta nueva creación, donde la belleza traspasa la pantalla, no es más ni menos que el reflejo de tu alma.
Transformar la realidad con tus palabras, tu escritura, tu arte es en este momento del mundo, un acto de amor y valentía
Gracias, gracias, gracias!!

Juan Carlos Durilén said...

¡Muchas gracias, hija querida, por tus hermosas palabras!
Yo solo puse, como bien lo sabés, el empeño porque cada palabra fuera el reflejo de lo que la naturaleza me brinda a diario; la naturaleza, la vida y el amor de mi familia que hicieron posible que este nuevo libro saliera a la luz en medio de este desconcierto y esta desesperanza que siembra la pandemia a nivel mundial.
Modesto aporte, quizás, pero lleno de fe en el arte y esa belleza que la vida nos sigue regalando, desde lo más simple y pequeño hasta lo más grandioso y conmovedor.

¡Otro gracias, Sil, por pasar por aquí y dejar tanto cariño!
Emocionado en este magnífico día de otoño...

¡Gran abrazo!

Juan Carlos Durilén said...

¡Oh, Joli querida, cuánta verdad y amor encierran tus palabras!
Gracias por acompañarme en esta nueva aventura editorial.
Gracias por esa fe en la belleza de lo simple y lo cotidiano.
Gracias por estar siempre presente también con tu arte, con tu modo de concebir la vida y por tu maravillosa entrega como ser humano.

Orgulloso y conmovido, como se lo decía a tu hermana, en este maravilloso día otoñal...

Beso y abrazo.

ojo de lata said...

Que linda edición, me encantó el diseño, la letra manuscrita, que rememora las cartas del correo tradicional más cercano, más empatía a quien escribe. La sutileza del trazo de los dibujos acompaña a lo conceptual de la obra, propio de la mirada intrinsica del haiku.
Felicitaciones!.
Carlos

Juan Carlos Durilén said...

¡Muchas gracias, Carlos!
Me alegra saber que dentro de esa escueta muestra que ofrece el blog referida a La lluvia en el tilo, haya despertado en vos tanta cercanía y afinidad con lo que propone la obra.

Sin duda, esto demuestra tu gran sensibilidad.
Aprecio tu compañía, valoro tu comentario y haré lo posible para que en breve un ejemplar del libro llegue a las manos de la familia.

Un gran abrazo.

Leti Sicilia said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leti Sicilia said...

Gracias querido Juan Carlos, gracias por compartir de nuevo tu sensibilidad, por tu buen hacer, por tanta generosidad y por permitirnos disfrutar de tan bello libro. Espero que todo el amor y la dedicación que has puesto en él vuelvan a ti multiplicados.

Mi más sincera enhorabuena, un cariñoso abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

¡Muchas gracias, querida amiga!
Siempre tus palabras son muy generosas y reconfortantes; más aún en la hora que vivimos.
Agradezco tus buenos deseos y, como digo en la presentación, aliento la esperanza de que este modesto aporte al haiku refleje un sentimiento compartido.

Contigo ya siento que este anhelo se está cumpliendo...

Otro gracias.
Un gran abrazo.

Unknown said...

Oh, què librazo. Felicidades. Se ve muy bien. En compañìa de Susana. Todo un banquete para los amantes del haiku.

Juan Carlos Durilén said...

¡Muchas gracias, querido amigo!
Efectivamente, Susana ha sido muy generosa al participar de este proyecto. Sabemos de su alto nivel en poesía y en pintura, tanto como ser humano.

Espero que de igual modo los haikus manuscritos acompañen ese nivel.

Gracias por pasar por aquí y dejar tus amables impresiones.
Gran abrazo.

sandra said...

Que preciosidad, Juan Carlos. Me alegro mucho que tú nuevo libro esté ya circulando. La suma de tus Haiku con las obras de Susana son sin duda un complemento magnífico.
Felicitaciones por este nuevo libro.
Un abrazo

Juan Carlos Durilén said...

¡Muchas gracias, Sandra!
En medio de esta situación, el libro ha requerido mucho esfuerzo y paciencia.
Se ha hecho realidad gracias a la dedicación que han puesto los amigos que me acompañaron en esta empresa, como es el caso particular de Susana.

Pese a las restricciones impuestas, ya veré la manera de hacerte llegar un ejemplar.

Otro gracias por pasar por aquí y dejar tus impresiones.

Un gran abrazo.

nubeaguablog said...

Enhorabuena Juan Carlos por la idea y su realización!!! Tiene un aspecto estupendo. A mano, los haikus , parecen más haikus y con las preciosas ilustraciones ya ni te cuento!!!
Espero que tú y los tuyos estéis bien y hayáis salido indemnes del cocido.
Un fuerte abrazo!
j

nubeaguablog said...

Enhorabuena Juan Carlos por la idea y su realización!!! Tiene un aspecto estupendo. A mano, los haikus , parecen más haikus y con las preciosas ilustraciones ya ni te cuento!!!
Espero que tú y los tuyos estéis bien y hayáis salido indemnes del cocido.
Un fuerte abrazo!
j

Juan Carlos Durilén said...

Querido j:

Muchas gracias por tu compañía y tus hermosas palabras.
Me alegra que esta obra te inspire tan entusiastas expresiones. Creo que todo lo que se hace con amor y esfuerzo lleva ese sello. El haiku lo merece.

Por estos lares argentinos la pandemia está arreciando con su segunda ola. Vosotros habéis atravesado una situación similar. Esperamos también superarla.
Cuesta y cansa, pero seguimos cuidándonos y respetando las restricciones. La vida es lo primero. Nosotros, bien, por fortuna.

Otro gracias, amigo.
Un gran abrazo.