Marzo/2011

 Imagen tomada de Internet

14 Comments:

mercè said...

y en su camino, la luz robada al sol, platea el rio.
la muerte de las hojas puede ser de una gran belleza... un sentido haiku, juan carlos

besos

J. C. said...

Y así la eternidad de una percepción que parece tan simple e íntima pero que, como en cada acto de la naturaleza, está impreso el ciclo del renacer.
Cuanto en tan pocas palabras.

Con afecto.

J.C.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, Mercé.
Tu sensibilidad permite que el haiku cobre profundidad. Es cierto:
el sol, compañero de hojas verdes, también acompaña a las hojas secas en el fluir del arroyo, como la vida.

Un beso.

Juan Carlos Durilén said...

Agradezco, J.C., su nueva visita y el generoso concepto de sus palabras, que revela la conciencia de lo cíclico y lo eterno.

Muchas gracias, amigo.

Un abrazo.

LA JOLI said...

Bello otoño, entrañable de emociones, puedo imaginar-recordar, ese río por donde se van las hojas con el sol y los espejitos de ese mismo sol que se queda para entibiarnos el corazón...

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Joli.
Hermoso tu comentario tan cargado de calidez y poesía.
Me alegra que el haiku haya generado tan emotivas sensaciones...

Y agradezco, además, tu invalorable compañía.

Un beso.

Juan Carlos Moreno said...

Así de sencillo y así de hermoso:
sol, corriente, las hojas...está todo en este haiku
La foto tb es muy bonita amigo

Un Abrazo

Juan Carlos

Elsa said...

Muy hermoso, Juan Carlos, cargado de sensibilidad, tal como nos tienes acostumbrados.

Un beso
Elsa

Leti Sicilia said...

Un bello instante, fiel reflejo del ciclo vital que se acerca. Gracias por comapartir.

Un beso.

Juan Carlos Durilén said...

Gracias, querido tocayo.
Tu visita, una vez más, me honra al igual que tu comentario tan amable.

Es un verdadero placer compartir estos momentos con toda esta gente linda que me acompaña.

Un fuerte abrazo.

Juan Carlos Durilén said...

Elsa, ¡qué alegría tenerte por aquí!
Y que halles en este humilde espacio algo que te emocione.
Gracias por tu apreciación y tu afecto.

Otro beso.

Juan Carlos Durilén said...

También a ti, Leti, muchas gracias por tu compañía y por tus generosas palabras.

Reconforta compartir. Estoy recibiendo más de lo que doy...

Un beso.

. said...

Me gusta mucho este haiku. En general todos los tuyos son muy buenos, pero como siempre, hay alguno que llega más directamente al lector. Este es uno de mis preferidos. Un abrazo y enhorabuena por tu labor. Genaro

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Genaro.
Por tu grata compañía y, en particular, por tu tan amable comentario.
Sí, es verdad, creo que a todos nos pasa lo mismo. Siempre hay algún haiku que llega más que otros. Lo importante que en todos estos intentos haya uno, al menos, que establezca ese nexo de afinidad emotiva.

Yo también debo felicitarte por tu labor impecable en "Gotas de haiku".

Un abrazo.