Selección de haikus del libro “Gotas de luna” Publicados en la Revista Francófona de Haiku GONG Nº 58 (Enero – Marzo 2018)




Cielo estrellado.
La casa abandonada
huele a jazmín.

Ciel étoilé.
La maison abandonnée
sent le jasmin.

            Sobre el silencio
de las hojas caídas
llueve otra vez.

Sur le silence
des feuilles tombées
il pleut de nouveau.

Noche estival.
En medio del silencio
cae una fruta.

Nuit estivale.
Au milieu du silence
un fruit tombe.

         Día de lluvia.
Las hamacas vacías
sobre los charcos.

Jour de pluie.
Au-dessus des flaques.
Les hamacs vides.
     
El malezal
doblado por el viento.
Domingo a solas…

Les mauvaises herbes
ploient sous le vent.
Dimanche solitaire...

                                Noche templada.
En la magnolia abierta
toda la luna.

Nuit douce.
Dans le magnolia ouvert
toute la lune.

Hogar de ancianos.
Miradas al camino
cubierto de hojas.

Maison de retraite.
Coups d’ceil sur le chemin
couvert de feuilles.
     
            Luna de agosto.
Junto a esta misma estufa
mamá tejía.

Lune d’août.
Près de ce même poêle
ma mère tricotait.
      
En la hojarasca
ese pájaro yerto.
Más frío el aire...

Dans les feuilles sèches
cet oiseau sans vie.
L’air est plus froid...

            El sol y el viento
―en las sábanas limpias―
duermen conmigo.

Le soleil et le vent
―dans les draps propres―
dorment avec moi.
                                                           
En el andamio           
silban los albañiles.
Luna de día.

Sur l’échafaudage
les maçons sifflent.
Lune de jour.
                                                              
            Por la ventana
algo menos de cielo,
algo más de olmo.

Par la fenêtre
un peu moins de ciel,
un peu plus d’orme.
     
 Olor a lluvia...
 El sonido del cántaro
 mientras se llena.

Odeur de pluie...
Le son de la cruche
qui se remplit.
       
                                                                                         Brisa de otoño.
Las hojas al caer
tocan sus sombras.

Brise d’automne.
Les feuilles en tombant
touchent leurs ombres.

Leve sonrisa,
al cuarto del enfermo
entra la luna.

Léger sourire,
dans la chambre du malade
entre la lune.

            Teje en silencio.
A veces su mirada
no está en los puntos.

Elle tricote en silence.
Parfois son regard
s’éloigne des mailles.

 Plaza de barrio,
entre huellas de niños
las de palomas.

Place de quartier,
parmi les empreintes des enfants
celles des pigeons.
           
            Luna de marzo:
los sauces del arroyo
tocan su luz.

Lune de mars:
les saules du ruisseau
touchent sa lumière.
                               
Viento del sur
―aún no ha salido el sol―
olor a pan.

Vent du sud
―bien que le soleil ne soit pas levé―
ça sent le pain.
       
            Cae una hoja:
tiembla el cielo del lago
por un momento.

Une feuille tombe:
le ciel du lac tremble
un court instant.


 

Publicado por l’Association Francophone de Haïku
Del libro Gotas de Luna – Haikus – Ediciones del Autor - 2015
Traducción a cargo de Isabel Asúnsolo

Juan Carlos Durilén
Córdoba (Argentina), marzo 2018



6 Comments:

紅葉 momiji said...

Jope Juan Carlos, qué puñado de haikus tan hermosos. Tengo tu libro en mi casa, y además dedicado, un regalazo que te agradeceré siempre.

Teje en silencio.
A veces su mirada
no está en los puntos.


Qué maravilla de sensibilidad. Se puede sugerir más con menos?

Luna de marzo:
los sauces del arroyo
tocan su luz.

Sin comentarios.....


Un abrazo grande



Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, querido amigo.
Es un placer compartir estos haikus; algunos de los publicados en papel.
Y otro placer aún mayor es recoger estas palabras hermosas, vertidas por alguien como tú que tanta belleza y sentimiento aportas al haiku. Un privilegio que me honra.

Otro gran abrazo desde mi otoño, ya casi invierno...

ADMINISTRADOR said...

Qué bueno Juan Carlos. Recibí la revista con tu entrevista también y me parece sensacional. Enhorabuena.

-^-

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias, Mercedes.
Aprecio mucho tu visita y tu compañía.
Me alegra saber que te ha interesado la entrevista. Como siempre, tu sensibilidad de haijin hace posible este encuentro y esta afinidad.

Un abrazo.

Carlos Blanc Portas said...

Preciosos haikus y hermosísima traducción ¡Enhorabuena a ti, Juan Carlos, y a Isabel por la traducción! Un francés muy bello. Gracias.

Juan Carlos Durilén said...

Muchas gracias a ti, Carlos.
Me alegra mucho compartir estos haikus en versión bilingüe, gracias al aporte invalorable de Isabel. De este modo, también, podemos apreciar el tono y giro particular de cada idioma en lo que hace a cada momento haiku.

Un gran abrazo, querido amigo.